La educación a distancia en la educación superior en América Latina presenta diversos ejemplos de las instituciones de la región que han logrado sostener una expansión de la modalidad a distancia; sin embargo, a pesar de la inversión, solo 19 % de la educación en Latinoamérica se centra en la educación a distancia (OECD, 2015, p. 68). ¿Por qué las oportunidades de la educación a distancia no han tenido el impacto esperado en la región? Identificar las causas de ese rezago en la región es un propósito que recorre las páginas de este informe y, en gran medida, logra identificarlas, permitiendo así sugerencias para quienes diseñan políticas educativas, programas institucionales y académicos para esta modalidad.

Algunas de esas sugerencias son: la necesidad de la inversión económica eficiente y justa en infraestructura y tecnología; la reducción de costos por alumno y la sostenibilidad financiera futura de la educación a distancia que asegure la igualdad de oportunidades; el incremento de la matrícula con un enfoque estratégico para reducir el abandono de los programas a distancia; la continua actualización de docentes en métodos, saberes y pedagogías digitales emergentes; el entendimiento e incorporación de los repositorios y publicaciones académicas en acceso abierto no comercial (Open Access), pertinentes para los contenidos curriculares de los programas a distancia; la visión internacional, intercultural y multilingüe de sus contenidos y de su oferta profesional, entre otras.